“Si quieres, puedes”. Esta frase y otras muy parecidas, en los últimos años han pasado a ser muy usuales y repetidas hasta la saciedad por deportistas de todo tipo y condición, como una especie de mantra a seguir.

Antes de comenzar, quiero dejar muy claro que el contenido de este artículo es una reflexión personal como psicólogo deportivo y nada más, de algo que vengo observando desde hace tiempo sobre el uso y sobre todo abuso de este tipo de frases motivacionales.

A diario, somos bombardeados por frases de este tipo, en anuncios, en las redes sociales, a través de deportistas conocidos, gurús varios, etc. No solo en el ámbito deportivo, sino en cualquier ámbito de la vida.

El problema, desde mi punto de vista, es que llega un momento, que una persona puede llegar a creer que diciéndose estas frases de continuo, puede resolver todos sus problemas o dificultades. Como si fuera algo mágico que al repetirlo todo estuviera hecho y se solucionase. Y aunque os parezca algo extremo, os puedo asegurar que hay gente que llega a ese punto de creencia.

Por supuesto, no estoy en contra del uso de este tipo de frases, estoy en contra de su abuso, de su mal uso y de usarlas como sustituto de otras cosas. Es más, en un momento determinado, pueden llegar a ser muy beneficiosas como elemento motivador y como cambio actitudinal.

Entonces, ¿Cómo interpreto estas frases?

Usando como referencia el título de este artículo, sería tan sencillo como añadir aquellos elementos a la misma que realmente puedan llegar a hacerla realidad. En este caso, “Si quieres” podríamos traducirlo a “Si quieres conseguir uno o varios objetivos determinados” y “Puedes” por “Y trabajas para conseguirlo, entonces, puedes”.

Por lo tanto, un uso de esta frase más sensato, sería “Si quieres, y trabajas adecuadamente, puedes”. Por supuesto, esos objetivos que queremos conseguir, han de ser realistas, realizables y que a la vez supongan un reto para nosotros, y personalmente, a no ser que compitamos a alto nivel, que sean de realización (En un artículo anterior hablamos de la planificación de objetivos). Y a partir de ahí, deberemos buscar la motivación diaria para entrenar y preparar esos objetivos, el compromiso personal para entrenar, la perseverancia cuando las cosas no salgan bien, aumentar nuestra auto-confianza, etc. Y mil cosas más dependiendo de cuáles sean los objetivos que queremos lograr.

Por poner un ejemplo ilustrativo, imaginad que por esa regla de tres que supone que todo lo que quieres lo puedes lograr, me pusiera un objetivo como “Quiero ser Campeón de España de MTB” y como lo deseo mucho y lo quiero por encima de todo, entonces pienso que voy a serlo. Está claro que podría ser posible, si alguna temporada me dedicara a competir y al campeonato de España fuera yo solo y nadie más. Pero como es algo tan altamente improbable, aunque entrenara más de lo que lo he hecho toda mi vida, con un buen plan de entrenamiento, dedicado solamente a ello, etc. sé que no lo  conseguiría nunca y por tanto sería un objetivo nada realista y prácticamente irrealizable, aún haciendo todo lo posible que esté en mi mano y por tanto, me llevaría un disgusto tremendo ya que  todo el mundo dice que si quiero puedo, pero yo no he podido.

Sin embargo, si me planteo ir por ejemplo a los 10000 del Soplao de BTT y simplemente acabarlo, la cosa cambia, aunque como es obvio, solo con desearlo sin hacer nada más, no lo voy a conseguir. Pero aquí ya sí tengo un objetivo, que es de realización y depende de mí enteramente, que es realizable y realista, y que a la vez es un reto para mí ya que no lo he hecho nunca. Luego, como es obvio, si entreno correctamente, me preparo, cuido mi alimentación, etc. lo lograré con una alta probabilidad.

Pensaréis “Claro, es que vaya ejemplos eliges” y yo os diría que volvería a sorprenderos la cantidad de gente que tiene unos objetivos totalmente imposibles de conseguir e inadecuados para su realidad, que creen que como lo desean mucho lo van a lograr independientemente de cómo se preparan y que con mentalidad y cabeza se puede lograr. Y sí, la mente es muy poderosa y a veces nos hace rendir muy por encima de lo habitual, pero también hay veces que hay que saber reconocer y darse cuenta que a determinadas cosas no llega ni la mente más poderosa del mundo, si previamente no hay un trabajo tanto físico como mental acorde al objetivo.

Hace tiempo, leí por Twitter, siento no recordar quién fue, pero sí que era un psicólogo deportivo que sigo, que puso algo así como “Si quieres, puedes y luego vienen los batacazos” dando a entender lo que ya he ido desgranando en estas líneas sobre el uso desaforado y mal entendido de estas frases, cuyo objetivo debería ser otro.

¿Y este tipo de frases entonces mejor las evitamos?

Como he dicho más arriba, al contrario. No es su uso lo que hay que evitar, sino su mal uso y abuso y que dependa lo que queremos conseguir solo de ese anhelo pero sin trabajarlo correctamente.

Estas frases podemos usarlas en muchas situaciones y pueden ser muy útiles. Por ejemplo cuando nos cuesta empezar a prepararnos para un entrenamiento, cuando a mitad del mismo vamos muy cansados y empiezan a aparecer pensamientos negativos, cuando hay que cuidarse en otros aspectos como descanso, alimentación, etc. Son frases que nos pueden dar un empujoncito cuando estamos muy vagos para entrenar, cuando no queremos seguir un entrenamiento, cuando no nos apetece estirar tras un entrenamiento muy duro, etc. e incluso lograr un cambio de actitud en un momento dado, para cambiar algún hábito o ponernos en funcionamiento, que por supuesto deberá ir seguida de una planificación y trabajo.

Por tanto el uso de estas frases de un modo adecuado a nuestra realidad personal, teniendo unos objetivos correctamente planificados y trabajando para conseguirlos, va a ser muy beneficioso para nosotros y entonces sí que van a cumplir su verdadera función.

Espero que esta breve reflexión os haya hecho pensar también a vosotros y que os haya gustado.

Y recordad, “Si quieres, y trabajas adecuadamente, puedes”.

Como siempre, para cualquier duda, consulta, crítica, etc. quedo a vuestra disposición a través de los comentarios y del correo electrónico.

Un saludo.

4 comentarios para “Si quieres ¿Puedes?”

  • Buenas noches:
    Estoy totalmente de acuerdo con tu post y, si me lo permites, añadiría unos comentarios.
    Definir un objetivo correctamente no es sencillo para muchas personas, sor todo si se olvidan que sea realizable.
    Por otro lado hay un erro al confundir objetivo con resultado, circunstancia que hace que los batacazos sean aun mayores.
    Saludos y pedales!!!

    • Admin dice:

      Hola Nicolás.
      Muchas gracias por tus comentarios. No lo vi antes, ya que el blog me da problemas y me manda los comentarios a la carpeta de spam.
      Sabes buscar un objetivo y más saber definirlo, como dices es básico para poder llevar a cabo cualquier reto que nos planteemos. El problema viene cuando esos objetivos están mal definidos y son solamente objetivos de resultado que no dependen al 100% de nosotros. Por eso siempre lo ideal es basar ese reto en objetivos de realización, realistas, realizables y que supongan cierto nivel de dificultad, y que dependan de uno mismo. Por el blog tengo un artículo dedicado a la planificación de objetivos. Espero que te guste. http://www.psicologiamtb.com/tag/planificacion-de-objetivos/

      Un saludo!

  • Buenas noches:
    Estoy totalmente de acuerdo con tu post y, si me lo permites, añadiría unos comentarios.
    Definir un objetivo correctamente no es sencillo para muchas personas, sor todo si se olvidan que sea realizable.
    Por otro lado hay un erro al confundir objetivo con resultado, circunstancia que hace que los batacazos sean aun mayores.
    Saludos!!!

  • Estoy de acuerdo contigo.
    Saber definir un objetivo que sea retador y realista no es siempre fácil para muchas personas.
    Además, en muchas ocasiones, se suele confundir el objetivo con el resultado, lo que hace que el error sea aun mayor.
    Saludos

Deja un comentario

Política sobre cookies

http://www.psicologiamtb.com/politica-de-cookies/
http://www.psicologiamtb.com/mas-informacion-sobre-las-cookies/

Theme Tweaker by Unreal